27 de mayo de 2018

"Hazte de un maestro". Talmid Jajam.

Shalom,
"Yehoshúa ben Perajiá dice: 
Hazte de un maestro, 
adquiere para ti un compañero 
y juzga a toda persona para bien". 
Avot
   
Maimónides aconseja: “Búscate un maestro, aunque sepa menos que tú”.

Tengo guardado un artículo bastante extenso sobre las cualificaciones de un Maestro y sobre la enseñanza de la Torah, pero por razones precisamente de amplitud, decidí picarlo en muchos fragmentos (publicados no necesariamente en orden) y hacerlo más ameno. La Primera entrega es sobre:

 תלמיד חכם

El Talmid Jajam es la forma con la que se denomina al "Estudioso de la Torah"

Talmid Jajam traduce algo así como "Estudioso de Sabio" o "alumno de Sabio" o también "Discípulo del sabio"  y en plural se les llama Talmidei Jajamim, "Estudiosos de los Sabios"

Pero la pregunta es:

¿Por qué no se les llama simplemente Sabios?

Simplemente porque un Talmid Jajam, sabe que está siempre un paso por detrás del conocimiento completo. Por tanto, dedican su vida a continuar estudiando, sin pausa, sin cansancio, sin evitar el repaso. 

Un Talmid Jajam siente que tiene siempre algo más que aprender, que tomando en cuenta todo lo que no sabe, todavía es un niño. Y más allá cuando un Kabbalista acaba esta vida con provecho, pasa a estudiar en un plano superior, es decir, aún después sigue estudiando.

Son eternos estudiantes de la sabiduría, porque su sabiduría no es de ellos, sino la que han recibido de sus maestros, por esto no son sabios, sino alumnos de sabios.

En la sagrada cadena del conocimiento de Torah (Shalshelet HaKabbalah), los talmide jajamim pueden rastrear su sabiduría hasta el origen, hasta el Eterno (Avot 1:1). Pues no hablan por lo que les parece, o de acuerdo a su imaginación, sino aquello que fue dicho y mantenido con fidelidad en el seno de los sabios, conforme les fue transmitido.

Añadiendo a lo anterior, podemos acotar que encontramos en la Torah:

"Por el lado interno y por el lado externo cubrirán [el Arca]" (Éxodo 25:11).  

En cuanto a este versículo, el Talmud comenta: "Cualquier erudito de Torah cuyo interior no sea semejante a su exterior no es realmente un erudito de Torá" (Yomá 72b).

Nuestros rabinos nos enseñan que para ser considerados un verdadero Talmid Jajam, su ser por entero debe ser una representación consistente de la Torah que él estudia. Si él se presenta al mundo como una persona honesta, dedicada y sincera, eso no debería ser una fachada que él construyó hábilmente para ocultar sus rasgos de carácter indeseable, sino un retrato preciso de su verdadero yo, Temeroso de D-os.  

Construyendo el Templo Interior:

Así como el Arca sagrada, símbolo de la Torah en ella contenida, estaba revestida de oro tanto por dentro como por fuera, así también el carácter interior del Talmid Jajam debe igualar su disposición aparente y sus creencias profesas.

Así pues Aprende Torá, y se amable con todos......



No hay comentarios:

Publicar un comentario