Siguenos

Siguenos
@armando_mordeja

Haz click en la imagen

Haz click en la imagen
Suscríbete a mi canal

Si te gusto compártelo....

Si te gusto compártelo....

21 de mayo de 2016

¿Por qué no soy cristiano?


Fíjense que el titulo es una auto pregunta, por lo tanto es una reflexión personal. Una muy personal.

Es evidente que no soy cristiano, y también tengo muy buenos amigos cristianos practicantes.

Un cristiano me decía en una oportunidad que su sistema de concepción del mundo era compatible con la mía, es más, añadió que incluso "la completaba"... Esto es una mentira, y cuando yo rechazo categóricamente esta pretensión estoy muy lejos de rechazar algo que yo requiera espiritualmente. El judío a lo largo de la historia rechazó esto, aun bajo pena de muerte. 

No tengo ningún problema en compartir el sistema de compresión del mundo, desde la Torah.

¿Por qué no soy cristiano? Esto es una auto-pregunta cuya respuesta va más allá de las creencias, o de la militancia religiosa, o de la esencia del Jesús mito creado por los cristianos, o del Jesús histórico, o la venida del mesías, sino tiene que ver con un "divorcio de una idea" (el que le entienda).

No soy cristiano, porque estoy totalmente en desacuerdo (un desacuerdo hoy irreconciliable) con muchas de las nociones cristianas del mundo. En mi caso particular, la separación total de tales concepciones, van mas allá de que si Jesús es el mesías o no... porque existe en juego otra importante cuestión que trasciende la mera identidad del Mesías.

El cristianismo enseña que Jesús fue también "un dios" en forma humana. Mas allá de percibir esta enseñanza como una vulgar forma pagana de idolatría, veo esto como una idea totalmente equivocada acerca de D-os, que lo hace muy pequeño, pues al afirmar que Él puede asumir la forma humana, disminuye Su unidad y Su divinidad.

Pero, lo que me hace divorciarme de "la idea cristiana del mundo", es específicamente la relación con lo que el hombre debe hacer:

El cristiano tiende a negar que las acciones del hombre son finalmente muy útiles. Lo único que puede salvar al hombre es la total desesperanza en su propia maldad y su total dependencia en D-os. Y para mi, dejó de tener sentido la idea: Que dios se hiciera hombre (y es más, "un hombre sin pecado") para ofrecerse en sacrificio ante sí mismo, para librar a la humanidad del castigo que él mismo iba a imponer si no se cumple lo que él mismo colocó. 
No comparto "la idea cristiana" que enseña que estamos condenamos desde el momento de nuestro nacimiento y necesitamos un salvador para ser salvados. Para mi la idea de un "pecado original" es por demás absurda, y la considero un lastre.



El judaísmo empieza con la idea de que el hombre es creado a "semejanza de su Creador". Por lo tanto, no tiene que ir muy lejos para descubrir lo divino en él y en los demás. Siempre existe la oportunidad de despertar lo divino en cada uno de nosotros siguiendo la Torah. El cristianismo, por el otro lado, empieza con el supuesto de que el hombre es depravado y pecador. Abandonado a su suerte, el hombre está totalmente condenado. Está implicado naturalmente con el mal, y debe hacer algo para ser salvado de éste.

Yo creo que el hombre puede acercarse a D-os obedeciéndolo y cumpliendo Sus mandamientos, tal como lo establece la Torah: "Poned atención y haced lo que Dios os manda. No os desviéis ni a derecha, ni a izquierda. Seguid en todo el camino que os ha mandado Dios. De esta manera viviréis y seréis felices y serán largos vuestros días en la Tierra que vais a poseer" (Deuteronomio 5:32-33).

La primera pregunta que el cristiano se hace es: "¿qué tengo que hacer para ser salvado?" para mi esta pregunta casi no tiene sentido. Ésta no es en lo absoluto la forma de pensar judía, me da mucha risa cuando un auto denominado "judío-cristiano", dice que él piensa como "judío", y se hace la pregunta "¿qué tengo que hacer para ser salvado?".

Un verdadero judío se pregunta: ¿cómo puedo servir a D-os? ¿Cómo puedo cumplir sus mandamientos? El enfoque central del judaísmo es servirLo. Vemos al hombre y observamos su grandeza, ya que él puede obedecer estos mandamientos y cumplir la voluntad de D-os.

El cristianismo enseña que el hombre es tan malvado que realmente nunca puede servir a D-os. La Torah es demasiado difícil para el hombre. Lo único que el hombre puede hacer es creer en Cristo y esperar la salvación.

El judío responde que el hecho de que D-os Mismo nos haya dado sus mandamientos y nos haya dicho que los obedeciéramos, nos enseña que sí podemos servir a D-os y cumplir Su voluntad. Y por consiguiente no existe ninguna necesidad que alguien muera por nosotros para "salvarnos". Cada uno de nosotros somos responsables sobre nuestras propias acciones y nuestra propia relación individual con D-os.

El cristianismo enseña que el mundo físico es algo malo que debe ser evitado. Es muy común escuchar a los fundamentalistas cristianos decir la frase: "cuando yo estaba en el mundo" o "ese fulano está en el mundo" Por el contrario, el judaísmo cree que HaShem creó el mundo físico para nuestro beneficio, no para frustrarnos. La espiritualidad judía se obtiene mediante la utilización del mundo físico de manera tal que lo eleva. Las relaciones íntimas en un contexto adecuado es uno de los actos más sagrados que una persona puede realizar.
 
El Talmud dice que si una persona tiene la oportunidad de probar una fruta nueva y se rehúsa a hacerlo, tendrá que rendir cuentas de ello en el mundo venidero. Asimismo, las escuelas rabínicas judías enseñan cómo actuar correctamente en el ámbito comercial. Los judíos no se retiran de la vida, la elevan.

El cristianismo en sus orígenes pagano, pudo haber cambiado la historia de la humanidad, pero nunca pudo persuadir a los judíos. Yo sé que la Torah me proporciona una relación única con D-os, el cristianismo contradice esta relación, por esa razón no soy cristiano.

Creo con fe perfecta que D-os me ha enseñado el camino y no tiene intención de abandonarlo."Creo con completa fe en la venida del Mesías, y aunque él se tarde, de todas maneras, cada día anticipo que vendrá".

 

11 de mayo de 2016

Ese dios tuyo...

En cierta ocasión conversaba con una persona en el metro. Fue una conversación muy corta, que duró el tiempo de trayecto de tres estaciones.

Mi interlocutor uso la frase "el plan original de Dios". 

Me duelen los oídos cuando escucho cosas como esa, para mi es como echarle gasoil a un incendio.  Porque si digo que "Dios" tuvo un "plan original" quiere decir de forma inequivoca que el "plan actual" es una variación de un "original".

Por eso le contesté: "Yo no creo en ese dios tuyo..." 

Dios no tiene "un plan original" tiene un "Plan"... No puedo creer en un dios al cual "algo" creado por él "le perturba" su plan, obligándolo a cambiarlo, por otro "plan alternativo".

Porque hablar de un "plan original" es disminuir a Dios. Parte del Plan de Dios, es la caída, por lo tanto nunca cambió de Plan. Disminuir al Creador en el empeño de poner al hombre como perdido, y afirmar que la humanidad está condenada debido al pecado de Adam.

Que el Hombre sea "malo y egoísta", es también parte del "Plan".








"Yo soy El Eterno tu Curador"

Hace dos días comenzamos el mes de Tauro. "Iyar" es el segundo de los doce meses del calendario judío, comenzando la cuenta desde Nisán. Este mes es llamado en la Biblia el mes de "Ziv" (resplandor).

El verso Shemot 15:26:

Y dijo: Si escuchas atentamente la voz del Señor tu Dios, y haces lo que es recto ante sus ojos, y escuchas sus mandamientos, y guardas todos sus estatutos, no te enviaré ninguna de las enfermedades que envié sobre los egipcios; porque yo, el Señor, soy tu curador.

Termina con:

 
אֲנִ֥י יְהוָ֖ה רֹפְאֶֽךָ

 "Yo soy el Eterno tu Curador"
 
La palabra "Iyar" se forma de las siglas de esta frase. 

De esto aprendemos que Iyar esta ligado a la luz y es conocido comúnmente como el mes de la curación (natural).
 

30 de abril de 2016

El Vampiro





Jamás permitas que otro apague tu Luz.... en este articulo vamos a hablar de los Vampiros.

No precisamente de Nosferatus o el conde Drácula, sino de la "Gente Tóxica" que sin darnos cuenta nos chupan la energía, nos agotan, nos deprimen y estresan.  A estas personas las llamamos "Vampiros energéticos". 

Los llamamos así porque tal como cuenta la leyenda sobre los seres que extraen la sangre de sus víctimas para seguir con vida, existen personas que absorben la energía de quienes se encuentran a su alrededor.  

En Kabbalah, aprendemos que el entorno en el que vivimos es para que podamos desarrollar al máximo nuestro potencial. Y si nos vemos atrapados en situaciones como estas, es con el fin de que crezcamos.


Los vampiros energéticos, también son conocidos como vampiros psíquicos, son personas emocionalmente inmaduras que consumen el tiempo y la energía de quienes las rodean. 

Con esto no nos referimos a personas que estén pasando por un  momento de tensión y necesiten decir que están hartos, no, los verdaderos vampiros energéticos son los típicos seres que  siempre ven el lado negativo de la vida... Y por lo general son personas sumamente egoístas, que carecen de empatía. Estableciendo las relaciones principalmente interesadas. 

Todos alguna vez nos hayamos comportado así, pero estas personas tóxicas son las que diariamente te van gastando la energía vital, te chupan la sangre y te dejan hecho polvo.  
  • Destruirán tu día a día manifestando quejas de manera permanente, viendo solo lo que está mal.
  • Diciéndote que podrás esto o aquello, que las cosas están mal y no tienen solución, que no lo intentes más, que ya no puedes por esto o lo otro;
  • Siempre están enfocados en enfermedades, accidentes, en lo que esta mal con los otros; 
  • Se quejan permanentemente de falta de dinero, entre otras cosas.

Sus relaciones personales suelen ser muy inestables. Se caracterizan a menudo por quejarse de que el mundo es injusto con ellos. Y son personas que tienes que estar animando día a día  y realmente supone un agotamiento para la persona que lo sufre. 

En resumen, se trata de personas inseguras y manipuladoras, con trastornos de la personalidad, con dificultad para controlar la ira, baja autoestima, sentimientos de hostilidad reprimidos que estallan esporádicamente.

Ahora el vampirismo energético puede ser de dos maneras, consciente o inconsciente. El vampirismo energético consciente es cuando una persona deliberadamente se apodera de la energía de otra para provecho propio, y el inconsciente es cuando sin querer hacerlo también lo hace.

Se puede lidiar con los vampiros psíquicos que nos rodean si se les impones límites estrictos y se trabaja en la autoestima y valoración personal. A veces la mejor forma es simplemente disminuir el contacto, e incluso evitarlo.




Las víctimas del vampirismo casi siempre se recuperan a base de mucho descanso y de buena nutrición, y los efectos suelen ser de corta duración. 




Sin embargo, una vez que una persona ha sido víctima, es posible que entre en un círculo vicioso con su atacante. La víctima queda debilitada por el ataque, lo que impide su capacidad de defenderse contra nuevos ataques psíquicos, convirtiéndose en un blanco más fácil y tentador para él mismo o demás vampiros psíquicos.

Tipos de vampiros energéticos:

Los vampiros víctimas tienden a ver el mundo a través de la lente de la autocompasión. Piensan que el mundo está inherentemente en su contra y que los demás son los culpables de su infelicidad. Tienden a agotar la energía ajena al quejarse constantemente de sus problemas y se niegan a probar cualquier solución potencial que les sugieras.

Los vampiros controladores tienen la necesidad de controlar y manipular tus acciones. A menudo invalidan tus emociones a fin de dominarte o de menospreciarte.

Los vampiros habladores se adueñan de las conversaciones al hablar constantemente de sus propios sentimientos y experiencias sin darte la oportunidad de participar. También podrían invadir las barreras físicas, acercándose tanto como para que puedas sentir su aliento sobre ti.

Los vampiros melodramáticos roban tu energía al exagerar situaciones intrascendentes. Llegar tarde a una junta es el fin del mundo y se refieren a asuntos insignificantes exagerando su propia importancia, para bien o para mal.


Hace años escribí sobre lo que una estudiante denominó "El Situacionado" ¿Te recuerdas? Este articulo, "El Vampiro" puede ser compañero de "El Situacionado".

Te lo dejo aquí:

"El Situacionado"


Eres un mentiroso...


He estado ausente, pero pronto retornaré. Siempre recuerdo una amiga que hace todo lo posible por cumplir su palabra.

En un nivel muy práctico, está claro que cuando la persona se acostumbra a decir la verdad, y a cumplir lo que promete, la gente confía en él, como dice el versículo: “Una lengua verdadera se establece para siempre”. Por el otro lado, uno que habitualmente es mentiroso, la gente no le confía, como continúa el versículo, “Pero una lengua mentirosa, sólo por un momento”, o sea, su confiabilidad es muy corta.

La Torah dice: “Distánciate de las palabras de falsedad” Este es el único pecado sobre el que la Torah nos advierte que nos “distanciemos”. Por otra parte el Talmud también dice que hay tres tipos de personas que Di-s desprecia. Uno de ellos es aquél que dice una cosa, pero piensa algo completamente distinto.

Esta mañana me levante pensando en el enfoque "no-dualista" de los conceptos de Kabbalah, por parte del Jasidismo.

En Rosh Hashaná de 5507 (1746), el Baal Shem Tov tuvo una visión donde él ascendió al cielo y entró en la habitación del Mashíaj.

Allí el Baal Shem Tov (Besht) preguntó al Mashíaj:


"¿Cuándo el maestro [Mashíaj] vendrá?" 

Y el Mashíaj respondió:


"... cuando el manantial [las enseñanzas del] Jasidismo se derrame hasta los extremos más lejanos".

En ese momento me imagino, que el Besht debe de haber sentido que la "era mesiánica" estaba muy pero muy distante. En aquella época había gran oposición a sus enseñanzas por parte de los círculos de talmudistas tradicionales. Aunque no todos los talmudistas abrazarían el jasidismo, y a pesar de las diferencias ideológicas que continúan existiendo, un ambiente general de respeto mutuo sustituiría a la atroz difamación inicial.

Bueno hoy los efectos de las enseñanzas del Baal Shem Tov, se siguen sintiendo y son muy notorios hoy, tanto por sus seguidores directos, conocidos como jasidim, como por los seguidores de todas las otras corrientes del pensamiento judío, que han sido profundamente afectados por sus enseñanzas y filosofía.

Estamos viviendo los momentos inmediatamente precedentes a la venida del Mashiaj.

Sin duda una de las cosas que mas impactan de las enseñanzas del Besht es su afirmación no convencional de que la Divinidad impregna hasta el más mundano de los asuntos. Esta afirmación nos lleva luego a plantearnos el enfoque no-dualista.


"Nada existe sino únicamente D-os". 

Sobre este tema el Besht escribió: tu camino debe ser siempre en presencia de Di-s y debes ser siempre conciente del tiempo de tu plegaria y estudio. Que cada palabra de tus labios tiendan a la unidad, porque en cada letra hay Mundos, Almas y Divinidad, y ellos ascienden y se conectan y unifican uno con el otro; luego las letras se conectan y unifican para transformarse en palabras, y (entonces) se unifican en unión verdadera en la Divinidad

El estudioso académico de la Kabbalah, Moshe Idel, atribuye el origen de esta idea al sistema Kabalística de Rabí Moshe Cordovero (1522-1570) maestro del Arizal, fuente de la cual el Besht re-interpretó.

Analicemos el concepto de no-dualismo, partiendo del dualismo:

"Luz y oscuridad".

Como pares opuestos, conceptos partiendo del dualismo. Desde el no-dualismo la oscuridad "no existe" sino que es más bien la ausencia de luz. De modo que:

"Luz y la ausencia de esta"

Es decir, percibimos la existencia de "la oscuridad" solo desde una perspectiva dualista, y le damos existencia propia. La lucha es tratar de igualar nuestra percepción con la realidad de que "no hay otro fuera de Él" (deuteronomio 4:35)

El Bien y el Mal... La frase talmúdica "gam zu le tovah" "También esto es para bien" es una tenue insinuación a un concepto no-dual, pues el "mal" es al final "un bien no comprendido", lo que nos puede parecer "malo", puede luego ser interpretado como algo bueno, todo es para bien, el mal es una interpretación, o una ausencia del "bien".

Muy a menudo nos enojamos por pequeños acontecimientos y nos amargamos. Si probamos quitar de nuestra mente el pensamiento negativo que nos provocó una circunstancia aparentemente desfavorable, y nos concentramos en la “buena onda” del "gam zu le tovah"- Todo es para bien- Al final "el mal" no tiene existencia propia, y es "un bien no entendido".

Nada tiene una existencia separada, pero todo es parte de la Ein Sof. Nuestro propósito al venir a la Tierra es revelar ese hecho dentro de nuestra propia percepción de la realidad y por lo tanto volver a conseguir un tipo de unidad con lo divino.

Del mismo modo "la verdad y la mentira".


"Ninguna mentira puede perdurar si no está basada en la verdad"

Una vez estaba con un grupo de amigos, y llamó por teléfono otro amigo, que no había estado presente en una actividad. Cuando contesté el teléfono le dije una mentira [a modo de sarcasmo] él se dio cuenta que era imposible, lo que yo estaba diciendo. 

Eso que le dije hizo que se diera cuenta de inmediato, que era necesaria en ese momento su presencia [al menos se dio cuenta].

Los que estaban allí, me dijeron "has dicho una mentira", la Biblia prohíbe decir mentiras... Me dijeron ¡Eres un mentiroso!. Y me reí, y les dije: No, la Biblia enseña que está permitido mentir para preservar la paz.

Asombrados me respondieron: ¿Donde dice eso? estas torciendo la Biblia...

Claro está, esto de la "prohibición de la mentira" es una interpretación muy sesgada y literal de la "prohibición real".

Voy a clarificar el concepto de "mentira". Pero antes voy a aclarar lo de la "mentira permitida", siendo muy importante aclarar esto: El Talmud en Yebanot 65 nos enseña que está permitido mentir para preservar el Shalom. 

¿Y de donde? sacan esos rabinos esa interpretación tan rara... Lo deducen del suceso en donde HaShem le dijo a Abraham Abinu que Sara se había sorprendido al escuchar que tendría un hijo y había dicho: “Yo soy anciana", esto es Génesis 18:12-14:  

ותצחק שרה בקרבה לאמר אחרי בלתי היתה־לי עדנה ואדני זקן׃
ויאמר יהוה אל־אברהם למה זה צחקה שרה לאמר האף אמנם אלד ואני זקנתי׃
היפלא מיהוה דבר למועד אשוב אליך כעת חיה ולשרה בן׃

Y rióse Saráh en su intimidad, diciendo: ¿Después de haberme envejecido habré de tener deleite? ¡Y mi esposo ya es anciano! 13. Dijo Adonai a Abraham: ¿Por qué es esto, que Saráh se ha reído diciendo: ¿,Acaso en verdad habré de alumbrar? ¡Pues yo soy anciana! ¿Acaso está remota [Está oculta] de Adonai cosa alguna? En el plazo señalado volveré a tí— en esta misma época — y Saráh tendrá un hijo.

Lee bien, en realidad, la expresión inicial de Sara Imenu había sido: “Y mi marido es anciano”, pero HaShem cambió las palabras para mantener el Shalom (la paz). 

Me da escozor, hacer esto, pero la traducción que presenté anteriormente  es una traducción Judía, vamos a leer el mismo fragmento en la versión Reina-Valera 1960, super, hiper y recontra respetada por los evangélicos y similares (pues es a ellos lo que la Vulgata fue a los católicos, en su momento): 

Rióse, pues, Sara entre sí, diciendo: ¿Después que he envejecido tendré deleite, siendo también mi señor ya viejo? Entonces Jehová dijo á Abraham: ¿Por qué se ha reído Sara diciendo: Será cierto que he de parir siendo ya vieja? ¿Hay para Dios alguna cosa difícil? Al tiempo señalado volveré á ti, según el tiempo de la vida, y Sara tendrá un hijo.

¡Bingo! aquí la traducción cristiana, aunque obviamente trata de hacer menos visible nuestro punto, también muestra [porque es muy difícil no hacerlo sin deformar el texto] que el Eterno, deliberadamente cambió la frase, mintiéndole a Abraham, sobre lo que en realidad dijo su esposa... ¿D-os? "Es un mentiroso" jajajaja Guao

Esto es simple... Hasta con un diccionario de hebreo podemos verlo.

El verso 13, Sara dice:

ואדני זקן
VeAdonay Zaqen. Y mi señor [marido,amo] es viejo.
 

En el verso 14, el Eterno le dice a Abraham que Sara dijo:

ואני זקנתי
VeAni Zaqenatí, Y yo soy anciana.



Pero... ¿Por qué Abraham se iba a ofender con su mujer por su frase: “Y mi marido es anciano”? ¡Era la realidad! El propio Abraham había dicho sobre sí mismo: “¿Una persona de cien años puede ser padre?”. 

De todas formas, HaShem evitó –al cambiar la expresión de Sara– la más mínima posibilidad de enojo o distanciamiento entre la pareja, a pesar de lo anciano que eran y de la condición espiritual especial que ambos poseían.

Que importante ES para El Eterno, Bendito sea Su Nombre, preservar la paz entre sus amigos (saca tu Biblia y lee 2 Crónicas 20.7), que incluso hasta "miente" cambiando lo que se dijo uno de ellos, con el fin de evitar la mínima posibilidad de disputa entre ellos.
 
Aharon, el Sumo Sacerdote solía emplear este método al intentar hacer las paces entre parejas que discutían y amigos. Solía acercarse a uno y decirle que el otro estaba muy arrepentido y quería reconciliarse. Cuando la persona escuchaba esto, expresaba interés en querer resolver el problema. Aaron iba luego a la otra persona y le decía lo mismo. Así, las cosas se solucionaban. El Rif dijo que es una Mitzvá mentir para mantener la paz.

A pesar de todas estas autorizaciones, uno debe siempre intentar no decir una mentira completa, sino más bien, decir mitad de verdad.