10 de septiembre de 2014

Señales premonitorias de que buscas aprobación de los demás.



Durante este mes de Elul, a mi juicio, he hecho cambios tremendos (tantos que las personas que me rodean ya me lo dicen y notan) los cambios implican "Renovación". Los cambios no pueden implementarse sin la guía de la Torah, y este es un periodo para estar atentos al detalle. 

Durante este mes debemos hacer Teshuva "retorno", pero un verdadero retorno implica liberarnos de nuestros temores y de los viejos hábitos que dificultan nuestro camino hacia la renovación. Durante este proceso debemos ir aprendiendo a tolerar la incertidumbre que siempre existe en torno a todo proceso de cambio, y a la comprensión completa de los mismos para poder asimilarlos.

Buscar aprobación de los demás es como si estuviésemos entregando las riendas de nuestra vida. Esto implica que cuando alguien nos aprueba nos sentimos eufóricos pero cuando nos desaprueba nuestra vida se viene abajo. La búsqueda de aprobación se construye lentamente... debemos estar atentos a sus señales:

  • Mostrarnos demasiado amables cuando estamos en desacuerdo con las opiniones de los demás. No estoy diciendo que cuando estemos en desacuerdo debemos adoptar comportamientos violentos y hacer que nuestra opinión prevalezca a toda costa pero es normal que pongamos un poco de pasión al defender nuestro punto de vista. Cuando alguien me dijo: "Tu defiendes a ultranza, tus opiniones, hasta las indefendibles..." me dije a mi mismo: "Guao cambie", y baje el tono, por lo menos deje de defender las indefendibles.


  • No decir no. Si no sabes decir no y supeditas tus propias necesidades a las de los demás todo el tiempo, es muy probable que en la base se encuentre la necesidad de aprobación. Sobre este tema escribi un post hace unos meses, te lo recomiendo: http://oreinsof.blogspot.com/2014/05/aprendo-decir-no.htm.


  • Cambiar de opinión para ser amable e intentar gustarle a los demás. Vale aclarar que cambiar de idea no solo es algo normal sino que también es signo de inteligencia y flexibilidad, pero solo cuando los argumentos del otro realmente nos han convencido. Allí le baje el tono.


  • Sentirse triste o angustiado cuando los demás no aprueban tus ideas o comportamientos. Obviamente, cuando no encontramos apoyo no nos sentiremos felices pero si la tristeza que experimentamos es desproporcionada, probablemente en la base se encuentra la necesidad de aprobación.



5 de septiembre de 2014

La hermosa flor en el Jardín.


Quien ve una flor hermosa en un jardín, podría sentir el deseo de recogerla y llevarla a su casa para disfrutar de su belleza. Pero fuera de su hábitat natural, esa flor no durara mucho. Una vez separada de su fuerza vital se marchitará y eventualmente morirá. Lucirá hermosa, y despedirá suaves y bellos aromas por un tiempo, pero luego comenzará a marchitarse, a pudrirse y por supuesto olerá mal.  Así es cuando descontextualizamos las cosas, así es cuando queremos cambiar a alguien. Si amas algo déjalo libre, no seas posesivo. Dentro de una relación amorosa, la gente necesita tener su propio espacio. Si queremos aprender a amar, es necesario primero aprender a vivir en la soledad, aprender a amarnos, no puedes amar a nada ni a nadie a menos que antes lo respetes,  debemos aprender a perdonar y dejar ir nuestras heridas y dolencias del pasado. Cada relación es única, por tanto, no condiciones tu presente con tu pasado, ¡sánate a ti mismo! Amor en hebreo, se dice Ahava, y esa palabra tiene el mismo valor numérico de la palabra “Uno”, es decir amar es unificar… Y para unificar requerimos desprendernos de nuestros miedos, prejuicios, apegos, ego y condicionamientos.

28 de agosto de 2014

La Serpiente y la luciérnaga.


Una serpiente estaba persiguiendo a una luciérnaga. Cuando estaba a punto de comerla, ésta le dijo: "¿Puedo hacerte una pregunta?". La serpiente respondió "En realidad nunca contesto preguntas de mis víctimas, pero por ser tú te lo voy a permitir". Entonces la luciérnaga preguntó: "¿Yo te hice algo?" "No" respondió la serpiente. “¿Pertenezco a tu cadena alimenticia?" preguntó la luciérnaga. "No" volvió a responder la serpiente. “Entonces, ¿por qué me quieres comer?" inquirió el insecto. "Porque no soporto verte brillar", respondió la serpiente.

22 de agosto de 2014

“Vaso de nuestras vidas”





Debemos estar alertas a la hora de ser capaces de ver el vaso de nuestras vidas… Sí, lo que leíste, el “vaso de nuestras vidas”… nosotros somos deseo de recibir, pues la creación es en esencia eso… deseo de recibir. Los que estudiamos Kabbalah, debemos comprender la metáfora de “vaso” o “vasija”… A veces nos enfrascamos en mirar las situaciones solo de manera negativa. La metáfora es, que somos un vaso, que desea llenarse, pero casi siempre en ese afán de llenarse sólo vemos lo que nos falta por llenarnos e ignoramos totalmente el grado de “llenura” que ya tenemos… la idea es que mantengamos la atención en las dos perspectivas, porque mirar una u otra como independientes es lo que nos incapacita en aquello “de ponernos en el lugar del otro”.




18 de agosto de 2014

Preparandonos para el mes de Elul.


Ya nos preparamos para el mes de Elul, y has de saber que quien estudia la Torah, para practicarla y vivirla, se tatúa el alma, con el fuego sagrado de Di-s. La Torah es una lampara que es capaz de alumbrar las penumbras, iluminar las tinieblas, parar tempestades, es alegría en la vida, y nos ayuda a encontrar su propósito y significado. Por eso Estudia la Torah, para vivirla y ¿Cómo sabes si lo estás haciendo bien?... Si todo lo que tiene contacto contigo se transforma.