24 de julio de 2015

Ocho cosas que debes hacer si buscas el Exito.


Nosotros vemos las cosas como somos, en lugar de verlas como son. 
El Modelo de la realidad (pluralidad) tridimensional es un cubo. Una de las premisas que debemos tener presentes es que "Di-s es uno en los siete cielos y la tierra (1)".
El éxito se consigue con esfuerzo y pasión por lo que haces....   Sin esa Pasión jamás podría trabajar 15 horas al día durante 240 días al año…
Para poder llegar a conseguir el éxito es importante que seas insistente en las metas que te has trazado a lo largo de tu vida. Si quieres volar alto, recuerda único obstáculo que tienes que vencer  para volar con mayor velocidad y más fácilmente, es el aire; pero si se suprimiera el aire caerías instantáneamente a tierra, sin poder volar en absoluto, así que se insistente en tus metas, pero recuerda ningún viento es bueno, para un barco que va a la deriva.

Existen una serie de cosas que debes hacer si quieres ser un ejemplo para los demás.

Pensar en el presente, y comienza desde donde estas.

Si en el pasado cometiste errores que evitaron que dieras pasos importantes, debes pensar en ellos solo para repasar los mecanismos fallidos y seguir adelante con los objetivos que tienes. Piensa en el presente, que es tu unico elemento para construir el futuro.

Escucha opiniones.

Una de las principales claves para salir adelante es estar abierto a las opiniones y consejos de todo el mundo. Sería un gran error si piensas que lo sabes todo y omites lo que dicen las demás personas que tienen más experiencia que tú.
Recuerda, el conocimiento es como los lácteos... tiene fecha de vencimiento.

Las tecnologías van avanzando día a día. Pensar que con tus conocimientos es suficiente para salir adelante, es un error. Siempre puedes seguir aprendiendo y alimentándote. Actualízate siempre, y recuerda la información perfecta es inexistente, por eso siempre debes ver el lado positivo a los cosas y apostar inteligentemente haciendo una apreciación honesta de las probabilidades, algo que pocos poseen. En la vida siempre hay verdades y acciones que son incomodas, complicadas o contrarias a la intuición y para discernir de esto se necesita de mucho esfuerzo y actitud positiva.
Evita la Envidia.
Si ves a alguien a tu lado que logra sus objetivos antes que tú, alégrate por esa persona y úsala como un ejemplo para superarte. La envidia jamas es una buena motivación. La honradez, la transparencia,la amabilidad no son solo acciones socialmente deseable sino que comercialmente apreciables.

Decide tú.

Si bien es importante escuchar los consejos de otras personas, no dejes nunca que otros tomen decisiones por ti. La última palabra siempre la debes de tener tú. Algo que es muy natural en las personas exitosas es probar cosas nuevas y ser diferentes, jamás tienen miedo de experimentar con tal de lograr todas las metas que se proponen.
Evita el querer quedar bien con todos.

A lo largo de tu camino te encontrarás en desacuerdo con muchas personas. Ten en cuenta que jamas podrás complacer a todas si quieres seguir adelante con tus objetivos. Es bueno aprender a decir "no" en algunas ocasiones, sobre todo, si es que perjudican tus labores. http://oreinsof.blogspot.com/2014/05/aprendo-decir-no.html

Evita pensar en el fracaso
Si bien el fracaso es una posibilidad, debes de tener siempre actitud positiva y pensar que las cosas van a salir de la mejor manera. Una actitud negativa jamas te llevará a nada. “Te conviertes en lo que piensas la mayor parte del tiempo” las personas exitosas siempre están pensando en lo que quieren y en como lograrlo!

Jamas rendirse

Para cumplir tus metas y objetivos trazados, si obtienes resultados indeseados, tómalos como una forma de aprendizaje para que jamás vuelvas a cometer los mismos errores.


12 de julio de 2015

Los Tzeduqim (Saduceos)



Los saduceos, en griego Σαδδουκαῖος.

Es una distorsión de la Torah bajo la influencia del helenismo, especialmente durante el imperio de los seléucidas, cuando ser un seguidor de la aristocracia sacerdotal era equivalente a ser un "epicúreo mundano". 

Los Saduceos tienen un origen legendario:

Antigonus de Soko, el sucesor de Simeón el Justo, el último de los Hombres de la Gran Asamblea, y por tanto viviendo en el tiempo del influjo de ideas helenistas, enseñó la máxima:

"No seáis como sirvientes que sirven a su maestro por una recompensa, sino como los que sirven sin pensar en recibir una recompensa" (Avot 1:3) 

Después de lo cual dos de sus discípulos, Zadok y Betus, confundiendo el alto significado ético de la máxima, llegaron a la conclusión de que no había futura recompensa, diciendo: 

"¿Qué sirviente trabajaría todo el día sin obtener su recompensa debida por la tarde?" 

Inmediatamente se separaron de la Ley y vivieron en gran lujo, utilizando muchas vasijas de plata y oro en sus banquetes; y fundaron escuelas que declaraban el disfrute de esta vida como la meta del hombre, compadeciéndose al mismo tiempo a los fariseos por su privación amarga en este mundo sin ninguna esperanza en otro mundo para compensarlos. 

Estas dos escuelas se llamaron, tomando sus nombres de sus fundadores, saduceos y betusianos. Y se puede resumir su pensamiento en:

No hay destino
Dios no comete el mal
El hombre tiene el libre albedrío; "El hombre tiene la libre elección del bien o el mal"
El alma no es inmortal; no hay otra vida, y

No hay recompensas o castigos después de la muerte.

Algunos Judíos Karaitas actualmente justifican estas creencias, alegando que ellos llegaron a estas conclusiones basados en lo que ellos llaman "una interpretación honesta de la Biblia". Aunque es justo acotar que no todos los Karaitas niegan la Resurrección, y que muchos tengan otras visiones sobre estos temas... Bueno este es post no es acerca de los "Judíos Karaitas", y aquí me río, pues se me salio lo "Rabbanita".... Respeto a los Karaitas, y su única diferencia de nosotros es su exclusión a la Torah Oral.

Lee también: 


"...Porque conoce mi Nombre"


El Estudio de la Torah es un precepto para Israel. 

Ayer estaba revisando unos apuntes viejos y me encontré con mi carpeta donde guarde mi compendio de años de  interpretaciones profundas (esto es desde la Kabbalah) de versos, personajes y lugares del Tanaj. Recuerdo que la intención de esta investigación recopilatoria, era el componer un texto que mostrara a los medianamente entendidos, las potencialidades que ofrecía los métodos de interpretación, que provee la Sabiduría de la Kabbalah, y motivar la necesidad del estudio serio de esta Sabiduría, pues estamos obligados a conocerla, ya que es un precepto, porque está escrito: 

וְיָדַעְתָּ֣ הַיּ֗וֹם וַהֲשֵׁבֹתָ֮ אֶל־לְבָבֶךָ֒ כִּ֤י יְהוָה֙ ה֣וּא הָֽאֱלֹהִ֔ים בַּשָּׁמַ֣יִם מִמַּ֔עַל וְעַל־הָאָ֖רֶץ מִתָּ֑חַת אֵ֖ין עֽוֹד׃

Y lo Conocerás hoy y lo asentarás en tu corazón que Havaia es tu Elokim, en los Cielos, arriba, y sobre la Tierra, abajo No hay otro” (Devarim 4:39). 

Es un precepto conocerlo, y no solo a través de la fe, sino con argumentos que se asienten en el corazón.   

El verso del libro de los Salmos: “Y lo amparare porque conoce Mi Nombre” está referido al estudio del Nistar, la Sabiduría oculta en los textos sagrados. Solo a través del correcto estudio de esta Sabiduría se puede comprender el Secreto de Su Unicidad (1), el Secreto de Su Providencia (2), que dirige todo como Señor Único, que dirige y supervisa todo, tanto en los mundos superiores como en los inferiores.

Y esto solo puede ser comprendido a través del estudio de la Sabiduría de la Kabbalah, pues cuando se entiende el nivel Sod correctamente, se posee absolutamente todo (todo el Pardes) mientras que no se conozca el Sod, incluso el Pshat no estará claro. 

Son los dos temas que debemos entender y a partir del estudio del nivel Pshat, no podremos entenderlos, pues allí solo se nos explica el sentido llano de la Torah, al modo de cumplirlos y a sus leyes, al relato de los hechos. 
  

18 de junio de 2015

El Tiempo que pasó.

Atascado en la cola de la carretera panamericana, y reflexionando, sobre las oportunidades, pues una de nuestras pruebas especiales es utilizar correctamente las oportunidades.

Si bien no podemos perder el momento. Pero tampoco podemos "forzar la hora". El demasiado pronto es tan inútil como demasiado tarde.

Hay una historia que cuenta que cuando el profeta Elisha (Elíseo) era todavía un joven que araba el campo de su padre, cierto día Eliahu (Elías), el más grande profeta y líder de esa generación, pasó cerca de él, y al pasar, arrojó su manto sobre Elisha. Eso fue suficiente.

Elisha se despidió de sus padres y siguió al hombre que justo en ese instante se había convertido en su maestro, y finalmente se convirtió él mismo en un profeta y en uno de los más grandes hombres que han existido.

El manto de Eliahu fue suficiente. Elisha sabía que una mera alusión o un gesto de un gran hombre debe ser tomado en serio. Tales actos están cargados de significado.

No puedo ignorar la llamada.
Enviado desde mi dispositivo movil BlackBerry® de Digitel.

Trascendiendo

El día martes di clases, mientras retornaba a casa, y en el tráfico de la carretera panamericana, venía reflexionando.

Hace poquito escribí: Cuando el hombre descubre su propio egoísmo, es la señal de que existe, en él, una preparación para corregirlo. Esto basado en un escrito del Baal HaSulam.

En ese post añadimos: "La naturaleza del hombre es pensar en sí mismo y en su propio provecho, mientras que el Creador, actúa sólo por amor; para dar, otorgar. Entonces existe una "inversión de forma" entre el ser humano y el Creador"

Entonces por definición, dentro de la Kabbalah: un judío es ese alguien que anhela trascender este mundo y alcanzar un estado superior (es llamado superior ya que no opera de acuerdo al atributo de recepción, de acuerdo al egoísmo, sino de acuerdo al atributo de otorgamiento, de acuerdo al altruismo).

La raíz de trascender, Ever, en hebreo se deriva de la misma raíz de la palabra hebreo, ivrit.
La palabra judío Yehudí se deriva de la palabra unidad, Yijud.

La Kabbalah plantea, que si no alcanzamos "Equivalencia de forma" con el Creador, en esta vida, volveremos nuevamente a este mundo, habiendo vivido en vano en él, a pesar de que ante los ojos de todo el mundo hayamos pasado por "justo, o un Talmid Erudito" porque el sentido de toda la Torah, y los preceptos, es este: Adquirir el atributo de otorgamiento, y alcanzar la "equivalencia de forma".

La pregunta que debemos hacernos es:

¿Cuánto he trascendido?


Enviado desde mi dispositivo movil BlackBerry® de Digitel.